Con el tiempo

Con el tiempo

Después de un tiempo

uno aprende la sutil diferencia

entre sostener una mano

y encadenar un alma.

Que el amor no significa acostarse

y una compañía no significa seguridad.

Y uno aprende

a plantar su propio jardín

y decorar su propia alma

en lugar de esperar a que

alguien le traiga flores.

Con el tiempo aprendes

que sólo quien es capaz

de amarte con tu defectos

sin pretender cambiarte

puede brindarte toda

la felicidad que deseas.

Con el tiempo aprendes

que disculpar

cualquiera lo hace

pero perdonar es

sólo de almas grandes.

Con el tiempo también aprendes

que la vida es aquí y ahora

y que no importa

cuantos planes tengas

el mañana no existe

y el ayer tampoco.

Pero desafortunadamente

todo esto lo aprende

sólo con el tiempo.

Contacto
+34 690 96 06 91